logo

Construimos, rehabilitamos y equipamos su piscina

logo_zb

Image 1 Image 2 Image 3 Image 4 Image 5
This is an example of a HTML caption with a link.

Descalcificación - Ósmosis > Ósmosis Inversa


Aunque las instalaciones depuradoras y de tratamiento de las redes de distribución de agua para el consumo humano adecuan y ase¬guran la potabilidad del agua suministrada, es posible mejorar la calidad del agua de bebida, eliminando aquellas sales y elementos disueltos en el agua, causa de mal gusto y sabor


El proceso de la ósmosis

La ósmosis es un proceso físico natural por el cual dos soluciones de distinta concentración y separadas por una membrana semi-permeable, igualan sus concentraciones al pasar el disolvente de la solución más diluida a la más concentrada.

La ósmosis inversa se basa en la aplicación de una presión al agua salobre, para forzar el paso del agua a través de una membrana semi¬permeable que permite el paso del agua pero no de las sales y otros compuestos orgánicos, microorganismos y partículas sólidas en sus¬pensión. De esta forma, conseguimos la retención por la membrana de la mayor parte de estas sustancias, obteniendo así agua de mayor calidad con una concentración salina muy inferior a la del agua de alimentación.





Factores condicionantes en el proceso de ósmosis inversa:
En el proceso de ósmosis inversa intervienen varios factores, tales como la calidad del agua de entrada, presión y temperatura de entra¬da, instalación, mantenimiento del sistema (cambio de filtros, higieni¬zación periódica, etc.)

  • La aplicación de un sistema de ósmosis en el ámbito doméstico está condicionada a tratar agua apta para el consumo humano.
  • La calidad del agua tratada depende directamente de la calidad del agua de suministro.
  • Una presión adecuada mejora considerablemente el rendimiento del equipo y la calidad del agua tratada.
  • Es necesario realizar el mantenimiento periódico del sistema reem¬plazando los cartuchos filtrantes cada 6 o 12 meses, para garantizar una buena calidad del agua tratada.





Equipos de ósmosis inversa

Principales componentes:

  • Prefiltro de sedimentos: tratamiento previo a la membrana, con el fin de eliminar las partículas en suspensión, posible causa de su obstrucción.
  • Prefiltros de carbón: protegen la membrana de una posible oxida¬ción debida al cloro presente en el agua de la red de distribución pública.
  • Membrana de ósmosis: generalmente de poliamida de propiedad semipermeable, retiene las sales disueltas en el agua, microorganis¬mos y partículas en suspensión.
  • Regulador de flujo de desagüe: controla el caudal de desagüe y crea la contrapresión necesaria para el correcto funcionamiento de la membrana.
  • Acumulación: tanque normalmente presurizado para garantizar un caudal instantáneo de agua tratada adecuado.
  • Postfiltro de carbón: tratamiento final posterior a la membrana, para eliminar posibles sabores generados en la acumulación.


1. Tubería agua fría 2. Válvula conexión 3. Entrada agua red 4. Salida agua tratada 5. Grifo dispensador 6. Postfiltro carbón 7. Tubo conexión acumulador 8. Válvula acumulador 9. Acumulador presurizado 10. Tubo conexión desagüe 11. Collarín desagüe 12. Desagüe 13. Prefiltro sedimentos 14. Prefiltro carbón activo gran. 15. Prefiltro carbón activo block 16. Membrana OI


Tipos de ósmosis

Sistema básico 5 etapas: Equipo de configuración en 2 cuerpos, conjunto de filtros y depósito presurizado.




Equipos de ósmosis inversa domésticos, para la producción de agua con un bajo conteni¬do en sales, libre de virus y contaminantes químicos.

Su compacto diseño los hace ideales para su instalación en espacios reducidos, por ejemplo bajo el fregadero o en un pequeño rincón de la cocina.

De fácil instalación y mantenimiento

Funcionamiento completamente automático. Requiere de operaciones de mantenimiento periódicas de cambio de cartuchos, limpieza de membrana e higienización del sistema.

Se suministran ensamblados y preparados para su uso. Incluyendo tubo y accesorios de instalación y grifo dispensador cromado.

Depósito presurizado de membrana, para acumulación del agua tratada. Capacidad 8 lts a 3,5 kg/cm2.

Válvula de lavado manual para la limpieza de la membrana y alargar su vida útil.

La bomba booster en los modelos 5P y 5UV, permite aumentar más de un 50% la eficacia del equipo, ofreciendo una mayor calidad de agua con un menor rechazo.

El modelo IDRAPURE 5UV incorpora una lámpara UV, para mayor garantía en la calidad del agua tratada, y válvula de mezcla, para el ajuste del valor residual deseado del agua.

Salinidad máxima 2.500 mg/l.

Límites presión de trabajo:

  • Sin bomba 2,5 - 5,5 bar
  • Con bomba 1,0 - 3,5 bar

Temperatura de trabajo 5°C a 35°C.

El rendimiento de los equipos es variable en función de distintos parámetros como la presión, temperatura, salinidad del agua y estado de los distintos elementos. Condiciones de prueba: 4,5 kg/cm2. 500 mg/l y 25ºC.


Sistema compacto: Todos los componentes del sistema, filtros y depósito, se ubican en el interior de una carcasa, mayor funcionali¬dad y ahorro de espacio.




Equipos de ósmosis inversa domésticos compactos, para la producción de agua con un bajo contenido en sales, libre de virus y contaminantes químicos.

Completamente ensamblados en el interior de una caja compacta de atractivo diseño (aloja el tanque presurizado en su interior). Ideal para su instalación en espacios reduci¬dos, por ejemplo bajo el fregadero o en un pequeño rincón de la cocina.

De fácil instalación y mantenimiento

Funcionamiento completamente automático. Requiere de operaciones de mantenimiento periódicas de cambio de cartuchos, limpieza de membrana e higienización del sistema.

Se suministran ensamblados y preparados para su uso. Incluyendo tubo y accesorios de instalación y grifo dispensador cromado.

Depósito presurizado de membrana, para acumulación del agua tratada. Capacidad 3,5 lts a 3,5 kg/cm2.

Salinidad máxima 2.500 mg/l.

Límites presión de trabajo:

  • Sin bomba 2,5 - 5,5 bar
  • Con bomba 1,0 - 3,5 bar

Temperatura de trabajo 5°C a 35°C.

El rendimiento de los equipos es variable en función de distintos parámetros como la presión, temperatura, salinidad del agua y estado de los distintos elementos. Condiciones de prueba: 4,5 kg/cm2. 500 mg/l y 25ºC.


Sistema con bomba: Esta opción mejora considerablemente el rendimiento del equipo, reduce hasta un 75% el volumen de agua de rechazo, mejora la calidad del agua tratada y su capacidad de pro¬ducción instantánea aumenta hasta 4 veces.